Videntes buenas por teléfono

Conoce el secreto de las lámparas de Dendera

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Las lámparas de Dendera es el nombre por el que es conocido un grabado o relieve hallado en uno de los templos egipcios antiguos. El templo estaba consagrado a la diosa Hator en Dendera, a 70 kilómetros de Luxor, en Egipto. En estas imágenes parece representarse una bombilla o lámpara unida a un sofisticado mecanismo.

Entre las formas ovaladas que parecen representar la luz, se evidencia una serpiente en el interior de cada una ellas.

templo hathos

Algunos documentales televisivos incluso afirman que la egiptología ha intentado desviar la atención sobre este tipo de documentos. Dando a entender que los especialistas quisieran ocultar que existen y que muestran realidades diferentes a las que conocemos en la actualidad.

Si lo que se representa en verdad son unas lámparas, el hallazgo hace suponer a varios investigadores que quizá en el Antiguo Egipto llegó a emplearse algún tipo de electricidad.

Un Oopart muy particular

Un Oopart es un objeto fuera de lugar. Es decir, objetos de gran interés histórico o arqueológico que son encontrados en contextos poco usuales o imposibles. Es como si encontráramos un móvil enterrado en una antigua tumba de un emperador egipcio.

Jeroglíficos

Estos enigmáticos relieves dan pie a muchas teorías. En primer lugar, la que ya hemos mencionada de que puede tratarse de un método de iluminación conocido por los egipcios. Esto tendría sentido ya que para hacer jeroglíficos o relieves de este tipo en el interior de las tumbas y templos como el de Hator, requerían iluminación. Si no, ¿cómo pudieron conseguir tal perfección artística y técnica en condiciones de oscuridad absoluta?

Teorías sobre las lámparas de Dendera

En primer lugar, para explicar la existencia de los relieves que conocemos como las lámparas de Dendena, está la teoría de los defensores de los Ooparts que aseguran que la historia de la humanidad tiene un sesgo.

Según ellos, el método de iluminación mediante lámparas está perfectamente descrito dentro del mismo templo de Hator. E indican que los jeroglíficos son muy claros al respecto ya que sin lugar a duda lo que sostiene el sacerdote egipcio es una gigantesca bombilla, tal y como las conocemos hoy en día. Los creyentes en esta teoría aseguran que las lámparas tenían que existir y eran muy necesarias. Ya que la antigua técnica de los espejos sería muy limitada para llegar a iluminar lugares muy recónditos.

Dendera bombilla

En cuanto a las antorchas, los defensores de los Ooparts creen que existía el problema del oxígeno que era necesario para alimentar las llamas y este no estaría disponible en las secciones más oscuras y bajas del templo. Y otro aspecto que lo descartaría es que no se encontró evidencia de hollín dentro del propio templo.

Algunos de los defensores de esta teoría van más allá, explicando que la bombilla está compuesta por un contacto de donde tomaría la corriente. Sugiriendo también que hay una especie de cable que serviría como conexión. Erich Von Däniken, en su libro «Los ojos de la Esfinge», describe esta «bombilla» interpretando la serpiente del interior como un filamento.

Además, otros declaran que en los relieves de las lámparas de Dendera, se puede ver que la antigua bombilla está sostenida por un Nephilim o gigante. Esta sería una de las evidencias más significativas de que hay otra historia que no conocemos. De que visitantes de otros mundos trajeron ciencia y conocimientos y, por supuesto, de que también existieron esos seres gigantes o Nephilim de los que hablan tantas culturas de la antigüedad.

Explicación científica de las lámparas de Dendera

Más allá de las teorías que puedan plantearse sobre la existencia de las lámparas de Dendera, estas representaciones están bien identificadas y ubicadas en los lugares del templo: en la capilla del dios Harsomtus y en la cripta subterránea del templo.

Egipto

La egiptología incluso afirma que tienen la interpretación correcta de las representaciones de lo que parecen ser mecanismos eléctricos.

Según los expertos, se trata de imágenes que aluden al nacimiento del dios Harsomtus, Hor-Sema-Tawy, “Horus unificador de las dos tierras”. Hijo de Hator y de Horus Behedety, que según la mitología egipcia nacía como serpiente desde el interior de una flor de loto.

La flor de loto tenía una gran relevancia simbólica en el antiguo Egipto. Ya que se relacionaba con el poder del sol porque su capullo emerge del agua y se abre al salir el sol, para volver a cerrarse y sumergirse bajo el agua cuando el sol se oculta.

La forma alargada con la serpiente en el interior representaría entonces el capullo de una flor de loto que contiene el no nacido Harsomtus, todavía en forma de serpiente, en proceso de surgir hacia la existencia en este plano.

pilar Dyed

Lo que se ve en el extremo es un pilar Dyed, utilizado por los egipcios como un símbolo de estabilidad. Es uno de los símbolos más reproducidos en la mitología egipcia, aunque se desconoce el verdadero objeto que representa.