Videntes buenas por teléfono

Línea directa:

Precio máx. 1,21 €/m red fija y 1,57 €/m red móvil imp. Incl. +18

Paga con tarjeta de crédito:

Pago seguro. Mayores de 18 años

Línea Directa
806 395 110

Precio máx. 1,21 €/m red fija y 1,57 €/m red móvil imp. Incl. +18

Tarot VISA
+34 96 128 55 29

Pago seguro. Mayores de 18 años

¿Cómo encontrar videntes buenas de verdad? Videntes auténticas o de confianza

Facebook
Twitter
WhatsApp

El más importante de los secretos que funcionan para encontrar un buen tarot telefónico es dar con videntes de confianza o videntes buenas de verdad. Mejor todavía si se trata de una vidente natural. Estas son las verdaderas tarotistas auténticas de las que puedes esperar una buena lectura de tarot. Vemos ahora cómo encontrar videntes auténticas y de fiar.

Ten muy en cuenta que el servicio de tarot telefónico prestado por videntes de confianza es una empresa. En ese sentido, todas las empresas deben ser claras en cuanto a su precios y tarifas.

Antes de realizar tu llamada debes saber cuál será el precio de la misma para evitar sorpresas a posteriori. Así que fíjate en que el anuncio de tarot por teléfono refleje con total claridad el precio. Puede que sea tarot por visa o que solo haya un número 806 que cobra por minutos. Sea como sea, el modo de pago debe estar claro. En caso del 806 deberá verse el precio por minuto y en el caso del tarot por visa el cargo que se hará por el tiempo contratado. También debe reflejarse si los impuestos están incluídos o si existen promociones vigentes en el momento de realizar la llamada. Si estos datos no están presentes en el anuncio, huye de él.

 Precio máx. 1,21 €/m red fija y 1,57 €/m red móvil imp. Incl. 

 Al llamar se pondrá una telefonista a la que se pedirá que se le pase con su tarotista preferida

videntes buenas y de confianza

Antes de realizar tu llamada debes saber cuál será el precio de la misma para evitar sorpresas a posteriori.

También respecto a los datos de la empresa, los mismos deben estar claros y ser localizables. Siempre debes poder saber con qué empresa estás tratando. Para ello necesitas conocer lo que se denomina mención legal de la empresa; es decir, su nombre y código postal o apartado de correos. Ninguna empresa que no se identifique adecuadamente es de fiar. Así que, si no ves estos datos en la página web, no confíes en ella. Las empresas de confianza dejan las cosas claras desde el principio.

Llama solo a videntes auténticas

Confía en Casandra. Porque solo una profesional real te proporcionará el servicio que necesitas con las mínimas garantías.
Recomendada

El tarot más caro no siempre es el mejor

Verás muchos anuncios que dicen que sus videntes son las mejores porque aparecen en programas de televisión o porque se relacionan con personajes famosos. Las videntes buenas de verdad tienden a ser discretas y a realizar su labor en un segundo plano. Es lo que pasa con las videntes de verdad. Por lo general están muy ocupadas realizando su trabajo.

Las conocidas “estrellas de la videncia” suelen inflar sus tarifas debido a esa popularidad, pero esto no quiere decir que sean videntes buenas de verdad ni mucho menos videntes de confianza.

A la hora de escoger un servicio de tarot, procura que el precio sea razonable. Para los teléfonos 806 la media suele estar estre el 1,21 € por minuto desde fijo y 1,57€ por minuto desde móvil. Si la tarifa de esas videntes famosas es muy superior, desconfía. Una buena lectura no depende de la compañía con la que te mueves, sino de tu experiencia, formación y dedicación profesional.

Las videntes buenas de verdad son seguras y muy discretas

Lo primero que debes esperar de las videntes buenas de verdad es que sean claras. Piensa que su labor es ayudarte a tener un nuevo punto de vista sobre tu sitación actual. Si te dan mensajes confusos es que no están cumpliendo bien con su trabajo.

Sabrás que hablas con videntes de verdad cuando, con un par de frases, te sitúen en tu propia realidad.

Para llevar a cabo su función deben conectar muy bien y muy rápidamente contigo a nivel psíquico. Sabrás que hablas con videntes de verdad cuando, con un par de frases, te sitúen en tu propia realidad. Nos referimos a videntes de confianza capaces de describir los rasgos de tu personalidad o las cosas que te preocupan en el momento de tu llamada. Si la vidente con la que hablas no es capaz de conseguir esto, no estás ante una buena profesional y por tanto debes seguir buscando.

Sabemos que llamas a un tarot telefónico porque necesitas ayda puntual en un momento dado. De eso se aprovechan los malos profesionales. Por eso tu primera llamada debe ser corta. Durante los pocos minutos que dure debes prestar la máxima atención posible a los detalles. Sigue hablando o llama de nuevo solo si la información que has recibido es de verdad clara y certera. La conexión con la vidente es uno de los aspectos que más debes valorar.

Las buenas videntes responden, no preguntan

Este es un principio que debes tener muy claro a la hora de buscar videntes auténticas. Porque hay una gran diferencia entre las videntes buenas de verdad y los falsos profesionales del tarot. 

Sabrás que una persona intenta aprovecharse de ti cuando notes que te hacen demasiadas preguntas.

Es cierto que las videntes buenas de verdad deben conectar contigo a un nivel profundo durante los primeros minutos de la consulta. Pero no lo harán haciéndote una batería de preguntas. La conexión no es a nivel de conocimiento de datos, sino de comunión espiritual. Para ello no hace falta más que un nombre o un seudónimo. El signo del zodiaco también ayuda. Con esos dos datos, las videntes de verdad son capaces de hablar contigo a un nivel real.

Llamé por una situación familiar un poco complicada y lo que más me gustó, a parte de que la respuesta a mis preguntas ha sido súper clara y útil, es que es verdad que la vidente con la que hablé apenas me preguntó nada. Yo le di mi nombre, mi horóscopo y mi edad. Todo lo demás salió solo. Ha sido una verdadera suerte dar con esta página.

Estafanía D.

Puede suceder que la conexión con la vidente no se de de inmediato. Piensa que se trata de un proceso que requiere concentración. Aunque las videntes de confianza son capaces de llegar a ese estado con gran rapidez, no siempre sucede. Ten en cuenta que una vidente verdaderamente profesional te dirá si encuentra algún obstáculo para poder conectar contigo. Debe hacerlo si es honesta, para no perder tu tiempo.

Puedes poner algo de tu parte

Para facilitar la conexión es mejor que te relajes antes de llamar. Sabemos que esto no siempre es sencillo, ya que llamas porque algo te preocupa. De todas maneras, para evitar interferencias energéticas, prueba a hacer unas inspiraciones largas y a ralajarte al menos un poco. Así las cosas irán mucho mejor.

Desconfía de las mal llamadas tarotistas que te preguntan a ti lo que deberían estar contestando ellas.

Hemos dicho que las videntes buenas de verdad no te harán una gran cantidad de preguntas. Si lo que buscas es una videncia sin preguntas pura, debemos decirte que existe. Sin embargo te advertimos que la conexión entre dos personas sin que medie ninguna pregunta puede llevar algo más de concentración y por tanto de tiempo. Para darte el mejor servicio a un coste razonable, las videntes auténticas te harán una o dos preguntas. Así se agiliza el momento inicial de la llalmada y la consulta avanza de manera mucho más fluida.  Desconfía no obstante de las mal llamadas tarotistas que te preguntan a ti lo que deberían estar contestando ellas.

Busca referencias o, al menos, opiniones que avalen a las tarotistas

Es importante tener referencias de los profesionales con los que trabajas. Las experiencias de clientes satisfechos son el mejor aval de las videntes buenas de verdad. Encontrar opiniones sinceras, sin emabrgo, no es sencillo hoy en día. Lamentablemente Internet está plagado de publicidad engañosa y de testimonios comprados o falsos.

Busca comentarios auténticos que describan experiencias reales.

Busca comentarios auténticos que describan experiencias reales. Cuando los encuentres habrás dado con videntes de confianza reales.

Procura no consultar el tarot en tus horas más bajas

Sabemos que se busca la ayuda de un servicio de tarot telefónico en momentos de zozobra y confusión. Es así; nadie busca ayuda de terceros cuando todo le va estupendamente. Pero ten en cuenta que los momentos en los que te encuentras más frágil, más vulnerable, es cuando los falsos tarotistas y videntes de pacotilla más pueden abusar de ti y de tu necesidad.

Hablé con Mireia y practiqué el truco de hacer preguntas cortas para ver si ella me respondía enseguida o se liaba con cosas que no tenían nada que ver. Yo hice una consulta de trabajo, pues tengo problemas con unas compañeras que me están haciendo la vida imposible. Mireia me contestó con respuestas muy cortas y además acertó en detalles que me sorprendieron mucho. Hasta sabía algo muy concreto de una de esas compañeras.

Lucina G.

Hablar con tarotistas buenas debe mejorar tu estado de ánimo y ayudarte a ver las cosas más caras. Si llamas y la vidente te confunde o hace que te sientas peor, es que no has dado con una profesional real. En estos casos, no dudes en colgar el teléfono y buscar a otra persona.

No creas todos los mitos del tarot: no todo se puede predecir

El destino no es algo que esté grabado en piedra. Esta es una frase que debes tener muy en cuenta cuando llames a un tarot telefónico. Las videntes de verdad lo saben y rechazarán preguntas que impliquen azar o hechos que no tengan ninguna relación con el consultante a nivel energético o, lo que es lo mismo, emocional.

Las videntes de verdad rechazarán preguntas que impliquen azar o hechos que no tengan ninguna relación con el consultante a nivel emocional.

El tarot funciona como medio de comunicación entre la energía del consultante, la energía de la tierra y la de la propia vidente. Es la tarotista la que interpreta los mensajes lanzados por el flujo de las dos fuentes de energía y saber principales. Las respuestas que obtiene a través de las cartas son guías que se basan en la situación presente. Cómo se actúe en el presente es lo que determina cómo será el futuro para el consultante.

Desconfía de aquellas tarotistas que te digan que pueden predecirlo todo.

Si se pregunta sobre cosas que no tienen ninguna relación con nosotros las lecturas pueden ser imprecisas. Por el contrario, preguntas que nos toquen muy de cerca darán como resultado respuestas con todo lujo de detalle. Incluso, en ocasiones, con fechas aproximadas de cumplimiento de las predicciones. Desconfía, en cualquier caso, de aquellas tarotistas que te digan que pueden predecirlo todo. No son videntes auténticas.

Las videntes de confianza aconsejan y huyen de la dominación

Las videntes buenas de verdad están ahí para ayudarte. Ellas saben que las decisiones finales sobre tu vida te corresponden a ti y solo a ti. Por eso, cuando hablen contigo lo harán con un tono de sugerencia. Buscarán lo que es mejor para ti, pero no tratarán de imponerte su punto de vista.

No permitas que te obliguen a aceptar sus puntos de vista, ni ideas contrarias a las tuyas.

Las videntes buenas de verdad no te obligan a aceptar sus puntos de vista, ni ideas contrarias a las tuyas. Tampoco son videntes auténticas las que hacen que baje tu autoestima. El objetivo de las videntes de verdad es que te sientas mejor, que seas más feliz. Y, sobre todo, decirte la verdad. Busca esto cuando acudas a un tarot telefónico.

Busca una vidente que te de confianza

Las videntes buenas verdad o videntes auténticas se diferencian de las falsas en el modo en que conducen sus consultas y en el modo en que te ayudan a  atrabajar tus sentimientos. Las videntes sin experiencia o con malas intenciones harán hincapié en los aspectos más negativos de la tirada. Creen, debido a su inexperiencia, que el miedo les servirá para matenerte más tiempo al teléfono. Desean hacerse necesarias para ti y lo intentan empleando emociones negativas como el miedo o el estrés.

Las videntes buenas de verdad generan confianza.

Tú no buscas que te asusten. El miedo no ayuda a nada. Al contrario, es una emoción paralizante que lo único que consigue es que nos estanquemos en una situación que no nos deja avanzar. Las videntes buenas de verdad se distinguen porque desbloquean caminos nuevos. Esto no quiere decir que solo vaya a decirte lo que quieres oir. Las videntes de confianza te mostrarán las cosas malas, pero sobre todo te indicarán como superarlas y salir reforzada de esas situaciones.

En definitiva, las videntes de verdad generan confianza. Pero no solo en el sentido de que harán que confíes más en ellas, sino que confiarás más en ti misma. Porque te habrán dado las herramientas para enfrentarte a las situaciones de tu vida que hasta ahora te parecían imposibles. Esta nueva confianza en ti misma generará tambien confianza en tu vidente. Juntas comenzaréis una relación duradera con muchos beneficios para tu vida personal.

Las videntes buenas de verdad escuchan, pero nunca juzgan

¿Cómo podrían hacerlo? Las videntes buenas de verdad son personas que pasan por épocas mejores y peores en su vida, como todos y cada uno de nosotros. Ellas se diferencian de los demás porque les ha sido el condedido el don de la videncia. Pero esto no las convierte en personas superiores, solo en personas más sabias.

Por tanto, para saber que estás ante videntes auténticas, presta atención a los primeros minutos de la llamada. Una buena vidente te dejará hablar. Mientras tú le explicas el motivo de tu llamada ella escuchará y a la vez se concentrará para que vuestra energía se ponga en contacto. Así la lectura de tarot será más fluida. En ningún caso una vidente de confianza te interrumpirá. La escucha activa implica respeto. Además, para ayudarte, las videntes deben saber qué es lo que te preocupa.

Juzgarte es algo que una vidente buena de verdad no hará nunca. Los juicios implican un ego superior y mucha soberbia, además de un gran desconocimiento del alma humana. Las tarotistas buenas conectan a nivel psçiquico con los consultantes. Esto quiere decir que conocen sus turbaciones y una parte de los motivos que les llevaron a la situación en la que se encuentran. Por tanto no pueden juzgar, sino comprender.

Si una vidente no te deja hablar o hace que te sientas mal mediante juicios de valor, es que no es una vidente real. Busca otra.

Las videntes de confianza responden a tus preocupaciones y a nada más

Hablábamos al principio de esta guía para encontrar videntes auténticas  de la claridad. Esta es una característica imprescindible para una buena vidente. Para comprobar si una tarotista es buena de verdad debes comprobar que sus respuestas son claras y certeras. El mejor método para conseguirlo es hacer preguntas cortas que requieran respuestas cortas. Así sabrás enseguida si estás ante una vidente auténtica. Si lo es, no te dará largas ni rodeos. Simplemente contestará a lo que le preguntes.

videntes de confianza

Hay algunas actitudes frente a las que conviene estar alerta. Por ejemplo, las de aquellas tarotistas que parece que tienen una respuesta ensayada para todo. Notarás que no importa lo que les preguntes. te dirán que las cartas no quieren hablar de eso, pero sí de otra cosa. Recuerda que las cartas del tarot no tienen voluntad propia. Son un método de comunicación y por tanto contestarán a lo que se pregunte. Al menos si quien las consulta es una vidente profesional de verdad.

Otro modo de realizar el mismo truco es lo que hacen muchas falsas tarotistas. También estas tienen unas pocas respuestas tipo y lo que hacen es reconducir tu pregunta. Así, si tu preguntas por tu relación con tu pareja, ellas pueden reformular tu pregunta para poder contestar lo que quieran. Por ejemplo, tú preguntas si tu pareja está pasando por un buen momento porque lo notas más distante y ellas te dicen algo como: “Ya veo, notas que te alejas de tu pareja” y empiezan a hablar de ti ¡Cuando tú preguntabas por la otra persona!. Es difícil notar cuando esto pasa pero procura estar alerta y evitarás fraudes.

Las ventajas de haber encontrado videntes auténticas

Esta pequeña guía es solo un modo de que los riesgos de caer en manos de farsantes y estafadores disminuyan. La realidad es que encontrar videntes buenas de verdad no es sencillo. Muchas malas profesionales han aprendido a hablar y comportarse como videntes auténticas. Además, los anuncios de unas y otras son indistinguibles. Pero lo bueno es que, una vez que encuentras a la vidente con la que de verdad te sientes comodo, es como haber encontrado un tesoro.

Una de las mayores ventajas de tener una vidente de confianza es que ya no tendrás que malgastar más dinero haciendo llamadas de prueba. Ahora que ya has encontrado a la tarotista que buscabas, solo tendrás que llamarla y planterale tus problemas. Ella te ayudará siempre que lo necesites. Ser consultante habitual de una tarotista de prestigio significa que siempre tendrás ayuda disponible cuando la necesites.

La relación que se establece entre los consultantes y las videntes buenas es real. La energía universal une a las almas gemelas. Y no hablamos solo de relaciones amorosas. La energía une a maestros con alumnos y también a quienes ayudan con quienes necesitan ser ayudados. Por ello, si has encontrado a una vidente que es digna de tu confianza, puedes estar segura de que se trata de una conexión espitirual que va en tu propio beneficio. Puedes dejar que la energía fluya entre vosotras sin miedo.

Pistas para saber que has dado con videntes de confianza

En primer lugar debes estar atenta a tus propias emociones. Saber que has dado con la vidente adecuada que estabas buscando es sencillo. Las buenas decisiones suelen producir sentimientos positivos. En ese sentido, de manera intuitiva sabrás que tu nueva vidente es la definitiva porque te sentirás mejor.

Verás que te notas con más fuerza y con una visión de conjunto más amplia y que eres capaz de enfrentarte a situaciones que antes no podías. Las videntes buenas no solo respponden a preguntas determinadas, sino que te ayudan a detectar patrones de comportamiento tóxico contigo misma y te ayudan a eliminarlos. Por eso es tan importante que te fijes en si practican la escucha activa. Solo escuchando serán capaces de ofrecerte exactamente lo que necesitas en cada momento.

Llevo una temporada hablando con Luz porque desde la primera vez que lo hice me vino genial. Sobre todo le pregunto por cosas mías de como enfocar problemas. Me refiero a que no suelo preguntar cosas así de futuro. No es mi estilo. Pero ella me conoce bien y no hace falta que yo le diga lo que me preocupa. A veces es coger el teléfono y ella ya me dice si la llamo por una cosa o por otra. La cuestión es que yo quería decir que es cierto que cuando encuentras a una vidente de verdad que conecta contigo esa conexión es algo que no se puede perder.

Carolina E.

Las videntes de calidad no tienen por qué serlo para todo el mundo por igual. Hay personas que se entienden mejor con unas tarotistas que con otras, incluso dentro del mismo gabinete. Esto tiene que ver con la conexión personal. Ten en cuenta que una tarotista será buena para ti cuando te funcione. Independientemente de lo que puedan decir tus conocidos. Los comentarios de personas cercanas son importantes pero las experiencias propias lo son todavía más.

¿Qué convierte a las videntes de calidad en videntes excepcionales?

Las videntes buenas que trabajan con nosotros son videntes naturales auténticas. Esto ya es un hecho excepcional de por sí. Pero hay actitudes personales que convierten a las videntes de confianza en verdaderas videntes excepcionales.

Y es que la videncia natural hay que trabajarla. No se puede confiar en que la naturaleza lo hará todo. Por eso nuestras videntes buenas se forman durante toda la vida. No solo realizan lecturas a diario, lo que les da una gran experiencia profesional, sino que también estudian.

Siempre habrá mucho que aprender acerca de las artes adivinatorias pues son una disciplina llena de luces y de sombras que no es posible dominar del todo. Pero nuestras videntes buenas son cada día mejores porque lo ponen todo de su parte para saber cada día más y trabajar cada día mejor.

Si estás buscando videntes buenas que te ayuden de una manera clara y sin rodeos, llámanos. Trabajamos con videntes de confianza que contestarán a todas tus preguntas con la máxima honestidad y discreción. Ponte en contacto con nosotros y obtén la respuesta a esas dudas que te preocupan en este momento. Somos tus videntes buenas de confianza

¿Cómo encontrar videntes buenas de verdad? Videntes auténticas o de confianza
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario