Videntes buenas por teléfono

Hechizos de amor que funcionan, las mejores claves

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Es muy difícil conseguir hechizos de amor que funcionan? En realidad, no, pero el éxito de un hechizo o encantamiento de amor dependerá, en gran medida, de las circunstancias en las que se aplica. En este asunto importan de igual manera el qué, el cómo, el cuándo y el quién. Es toda una ciencia y un arte a la vez, por lo que deben cuidarse los detalles.

Por lo general, las personas van directo a realizar el amarre o hechizo de amor y no toman en cuenta los factores que giran en torno a él. Comenzando por la energía que el propio ejecutante del hechizo está manejando. Cualquier hechizo de amor debe ser preparado cuidadosamente, siguiendo estrictas instrucciones y tomando en cuenta todos los elementos que a continuación mencionaremos.

Los hechizos de amor que funcionan son aquellos que se hacen con seguridad y confianza. Las dudas pueden matar cualquier tipo de magia. La vibración energética de la duda es muy baja y puede causar negatividad que entorpece el proceso del encantamiento. Cuando vayas a hacer un amarre o hechizo de amor, hazlo con seguridad, confía en que será efectivo y suelta las expectativas para que permitas que fluya libremente hacia el objetivo mágico que deseas lograr.

Compatibilidad con tu objetivo mágico

Muchos hechizos de amor no son compatibles con tus objetivos mágicos, eso tienes que comprobarlo bien antes de llevarlo a cabo. Un amarre, por ejemplo, no funciona igual cuando ya estás con alguien y quieres retenerlo, que cuando esa persona está separada de ti o, incluso, con alguien más. Debes tener mucha precaución con esto si quieres que el hechizo de amor de verdad funcione. La coherencia siempre resultará exitosa, frente a pretensiones fuera de lugar.

Encantamientos que funcionan

Buena concentración

Un encantamiento de amor que funciona tiene su base en una buena concentración de la energía. Toda tu intención debe ser puesta en lograr tu objetivo y debes estar completamente presente en cuerpo y alma durante el ritual mágico. Esto es tan poderoso, que se podría decir que es vital para que el hechizo sea exitoso. Si tu mente se encuentra ausente, presionada por preocupaciones pasadas, presentes o futuras, es muy difícil que cualquier cosa te dé buenos resultados. Así que un buen hechizo también depende de cuán presente estés y tu concentración de energía en él.

El lugar adecuado

Este es un punto también muy relevante cuando se hace un encantamiento de amor o cualquier tipo de hechizo, pues no debe hacerse a la ligera en cualquier lugar. Generalmente, estos se hacen en la casa, siendo así los espacios más recomendables la sala social o el dormitorio. Los lugares que se consideran de baja calidad son la cocina y el baño, se suele concentrar allí más energía negativa.

Amarres que funcionan

Los ingredientes exactos

Cuando se usan los ingredientes exactos, el hechizo tiene más posibilidades de resultar exitoso. No se vale sustituir por uno parecido o pasar por alto alguno de ellos. La calidad de estos también es importante, por ejemplo, si debes agregar alguna hierba o especia, asegúrate de que te venden exactamente esa, además también cerciórate de que no esté muerta o haya perdido sus propiedades. Son detalles que a más de uno le parecen superficiales, pero no lo son. Recuerda que los objetos y seres vivos tienen energía, esta es poderosa para la efectividad de los amarres o hechizos de amor.

Instrucciones al pie de la letra

Los hechizos tienen su proceso y este debe ser respetado en su esencia. Alterar los rituales por capricho o descuido puede, incluso, lograr el efecto contrario al que anhelabas. Al tratarse de un asunto serio, no se debe jugar con esto. Sigue las instrucciones al pie de la letra y no des espacio al fracaso.

Escuchar las señales

A veces, el Universo no te envía lo que deseas porque no te conviene o no estás preparada para recibirlo. Aprende a ver o escuchar las señales que este te envía, que siempre son muchas, solo que las ignoramos para imponer nuestra “verdad”. Los caprichos del ego son letales para los hechizos de amor que funcionan. Y eso nos lleva al siguiente punto.

Amarres de amor efectivos

Intenciones correctas

Cuando un encantamiento funciona, seguramente, es porque la intención primordial es la correcta. No basta con tener buenas intenciones, sino que estas vayan en concordancia con lo que te corresponde, sin alterar la realidad de nadie, ni mucho menos pasar por encima de la dignidad humana. Las malas intenciones, traen malos resultados. Todo en esta vida se regresa, cual boomerang, por eso no te recomendamos actuar de mala fe. Además, como estarás trabajando con la energía, puedes mover fuerzas de otros planos que vibran en la sintonía de la maldad, no querrás que eso te atormente a ti después.

Cero expectativas

Una vez se hace el amarre o encantamiento de amor, lo mejor es relajarse y olvidar el asunto. De esa manera, todo lo que deseas fluirá hacia ti sin resistencia. Si en cambio te impacientas y tienes pensamientos obsesivos hacia la persona, eso puede demorar mucho los efectos del hechizo, incluso, los puede alejar para siempre. Si quieres que te funcione, ten cero expectativas, sigue tu vida normal y verás cómo en poco tiempo, lo que sea que invocaste, te llegará.

El tiempo correcto

Y, por último, pero no menos importante, está el tiempo. En primer lugar, el tiempo del alma, cuando esta está lista para vivir una experiencia, esta se da sin mayores inconvenientes. Por eso, es importante respetar la intuición que es la forma en la que el alma se comunica. Tú sentirás si es la etapa correcta de tu vida para lograr ese objetivo de amor.

Por otra parte, está la temporalidad terrestre. El amanecer y el anochecer son buenos momentos para hacer hechizos, sin embargo, las fases lunares tienen gran influencia en su efectividad. Por esta razón, vamos a detallarlas y cómo las puedes usar a tu favor:

Hechizos de amor efectivos

Luna nueva

Es maravillosa si quieres un nuevo comienzo con esa persona que amas. También es ideal para que se te revele información que está oculta y vendría bien tomarse el tiempo que dure la luna nueva para recogerse y reflexionar sobre asuntos de la propia vida.

Luna creciente

La luna creciente, por lógica, nos ayuda a aumentar algo en tamaño o intensidad, según el propósito. Es muy buena para hechizos de atracción, pues se mueve una energía muy fuerte que irá creciendo para atraer a la persona amada.

Luna llena

Momento perfecto para que una situación de amor se concrete, o llegue a una plenitud total. Cuando está más cerca de la etapa creciente intensificará la energía, al estar más cerca de la etapa menguante la disminuirá. En todo caso el resultado será parecido, aunque con matices.

Luna menguante

Fase perfecta para deshacerse de lo que no se quiere, soltar cosas, situaciones o personas. Es ideal para una desintoxicación en todos los sentidos.

Finalmente, los hechizos de amor que funcionan son muy poderosos, siempre y cuando cumplan con las recomendaciones que acá te hemos dejado. Sin embargo, ten en cuenta que la fuerza más poderosa en el Universo es el amor, él lo mueve todo. Si tu encantamiento está movido por amor verdadero, el triunfo es seguro.

Deja un comentario