Videntes buenas por teléfono

El misterio de las caras de Bélmez

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Las caras de Bélmez son un fenómeno considerado como paranormal por los estudiosos de la parapsicología. Estos expertos además lo calificaron como el más importante de Europa.

casa de las caras de Bélmez

Ocurrió en 1971 en el pueblo de Bélmez de la Moraleda, en la provincia de Jaén, España. El 23 de agosto de ese año, en una casa ubicada en la calle Rodríguez Aroca 5, llamada también la Casa del Obispo, apareció la imagen de un extraño rostro en el suelo de la cocina.

Posteriormente surgieron otros rostros, calaveras y otras partes del cuerpo en el domicilio. Las imágenes aparecieron como pigmentaciones sobre la superficie, muy similares a los de los frescos del arte bizantino. Eran de ojos grandes y expresiones neutrales o solemnes.

Investigaciones sobre las Caras de Bélmez

Los habitantes de la casa intentaron limpiar o borrar las caras con todos los métodos posibles, sin éxito. Esta noticia se difundió por toda España y comenzaron a acudir algunos expertos en fenómenos sobrenaturales.

El principal objetivo de los investigadores era detectar si las apariciones eran reales o si se trataba de un fraude por parte de los que habitaban la casa.

Uno de los expertos tenía la teoría de que los rostros se debían a la energía psíquica que emanaba la señora de la casa, María Gómez Cámara, que reaccionaba con el hollín y la grasa de la cocina.

María Gómez Cámara

Esta teoría se sostiene en el hecho de que en algún momento ella estuvo en el hospital y los pigmentos desaparecieron provisionalmente. Posterior al regreso de la señora de la casa, empezaron a aparecer muchos más en las distintas habitaciones de la casa. Y aparecieron otros pigmentos con formas distintas, como cruces, torsos femeninos desnudos y caras de animales.

En 1989 el especial de la Asociación Parapsicológica de Cádiz hizo un registro fotográfico de las caras de Bélmez. Al año siguiente un segundo equipo de investigación paranormal volvió a investigar y siguió sin descubrir ningún truco.

Por su parte, el Consejo Superior de Investigación Científica de España no encontró rastros de pigmentos o pinturas.

rostros de Bélmez, María Gómez

Los escépticos creen que el truco está en el fenómeno de la pareidolia. Lo que es la tendencia de las personas a ver formas reconocibles visualmente en elementos casuales, como las nubes. Por eso piensan que se pudieron identificar los rostros, pero eso no puede explicar las manchas imborrables en el cemento y los detalles de las figuras.

Además, otro argumento de quienes no creen en las caras de Bélmez, es que se dice que la familia en cuya casa aparecieron las caras cobraba la voluntad a las visitas. Y vendía fotografías de una de ellas para aprovecharse, lo que restaba credibilidad al hecho.

Particularidades de las caras de Bélmez

Se dice que el primer rostro que apareció en la casa se parecía al Santo Rostro de la Catedral de Jaén. Pero no hubo ninguna fotografía, el rumor se corrió en el pueblo y muchos vecinos se interesaron en verlo, por lo que uno de los hijos de la señora de la casa, decidió taparlo con un poco de cemento y pensó que con esto resolvía el problema.

fenómeno paranormal

Sin embargo, se sorprendió al ver que unos días después apareció otra imagen en el mismo sitio, y posteriormente aparecieron las demás formas que hoy conocemos como las caras de Bélmez. Una vez más la noticia se difundió y llamó la atención de muchos curiosos.

El pueblo de Bélmez de Moraleda se llenó de gente llegada de todas partes para ver el fenómeno con sus propios ojos. En su época de más auge, hubo fines de semana en los que se acercaban hasta 10 mil personas.

Explicaciones y otros fenómenos paranormales

En un momento en el que el fenómeno de las caras de Bélmez estaba siendo muy reconocido e intrigante, el alcalde del pueblo quiso investigar. Así que ordenó excavar un agujero de casi tres metros para ver si había algún material debajo de los rostros que los hubieran causado.

apariciones

Lo que descubrieron fue un esqueleto que según lo que certificó un análisis forense, era un hombre de baja estatura que fue enterrado en el lugar en el siglo XII.

La explicación es que La Casa del Obispo habría sido construida sobre un antiguo cementerio. Esto explicaría que en el lugar también acontecieran otros fenómenos paranormales como voces extrañas o ruidos poco comunes.

Según las leyendas que cuentan los vecinos del lugar, la vivienda desde sus comienzos fue escenario de situaciones muy extrañas. Se cuenta que alrededor del siglo XV, en ella vivió un inquisidor que realizó crueles sacrificios de mujeres y niños pequeños.

misterios de España

En el 2004, el ayuntamiento quiso comprar su casa para explotar turísticamente el fenómeno, pero los herederos pedían cantidades de dinero muy elevadas. Sin embargo, unos parasicólogos hallaron nuevas caras en la casa y pasó a ser más barata. El Ayuntamiento de Bélmez construyó un museo sobre las caras y en el 2013 inauguraron el Centro de Interpretación de las Caras.